Artistas urbanos cobran y exigen mucho para tocar fiestas.

Publicado: agosto 28, 2013 en Uncategorized

Los cuatro más costoso, según investigaciones de Más Vip, lo son El Poeta Callejero, Mozart La Para, Vakeró y el Lápiz Consciente, quienes cobran más de 150 mil pesos.

No todos los artistas tienen la facilidad de “exigir” a la hora de tocar en fiestas privadas, públicas o conciertos, pero en el caso de los cantantes urbanos dominicanos la cosa es diferente; primero, la mayoría tienen una tarifa que supera los 100 mil pesos y segundo, las exigencias a veces tras pasan lo tradicional.

Con las “exigencias” que hacen los artistas del género urbano, género que llegó para quedarse a pesar de que lo pronosticaron que sería “efímero”, puede llegar a costarle a un promotor artístico unos “cuartos”.

Más Vip elaboró un reportaje donde da a conocer los detalles particulares que solicitan algunos urbanos antes, durante y después de tocar una fiesta, así como la “tarifa” o el “costo” de los intérpretes.

El primero en ser contactado por este portal lo fue el “Lápiz Consciente” quien según su nómina cobra por una fiesta que se extiende por unos 45 minutos a una hora con 20 minutos en la ciudad, es decir, Santo Domingo 130 mil pesos, de ser en un pueblo 150 mil pesos más requisitos.

Entre los requisitos del “Papá del Rap” como se hace llamar están lo siguientes: 50 por ciento del pago alante, hotel, cena (refrigerio) para el personal que acompaña al cantante de “Amor por accidente”. Además, de bebidas, picaderas, mesa “tro” con led para el DJ.

El “perfomence” del “Lápiz” no se presenta en Car Wash, ni en Drink y el lugar donde se presente debe tener capacidad para más de 500 personas, de no ser así no ser así no sale a escena.

En tanto que la tarifa del “Poeta Callejero” oscila entre 160 mil pesos y 200 mil pesos en el interior del país. Entre las exigencias para tocar en algún lugar están, según investigaciones de este portal: tres champañas, cinco aguas “Dasani”, cinco toallas blanca y un Whisky “Blue”.

Además, seguridad uniformado, tres micrófonos inalámbricos, sonido de calidad, refrigerio en el día y cena en la noche y el repertorio del intérprete de “un tiguere como yo” dura una hora 30 minutos.

Manuel Varet mejor conocido en el mundo del espectáculo como “Vakeró” tiene un costo único, dentro y fuera de la capital, de 170 mil pesos. Mayormente las exigencias a la hora de una fiesta que hace el manager del artista es un refrigerio para un personal que le acompaña de 12 personas o una cena.

Entre las solicitudes están: habitación disponible para antes y después del show para el artista poder cambiarse. “Nunca, nunca se la ponemos difícil a un cliente… nos adaptamos al lugar”, dijo el relacionista público del “Cantante de los Raperos” a Más Vip.  

“Los artistas son del público y el público no le hará daño” al indicar que la seguridad del cantante la ofrecen la mismas personas que se encuentran en el show y los que le acompañan.  Además, de tarima, luces, sonido, pantalla aunque estos últimos se solicitan en conciertos. 

“La Materialista” como su nombre lo indica cobra por fiestas 110 y 120 mil pesos. De quedarse en el interior del país, cosa que casi nunca sucede, exige dos 2 habitaciones en muy buenas condiciones con comodidades.

El personal de seguridad que debe estar pendiente de ella por lo menos debe ser entre 5 o 8 seguridad.

En los Estados Unidos “La Material” cobra 6 a 8 mil dólares y en Suramérica unos 13 mil dólares, además, de una jeepeta Tahoo para el traslado de la cantante, seguridad y no toca en todas las discotecas por una cuestión de cuidar la imagen de la intérprete de “Chipi-cha-cha”.

Tampoco canta en Car Wash aclarando que no es por “denigrar” si no para mantener el nivel.

Otros de los exponente urbanos que tiene tarifa por encima de los 100 mil pesos es Black Jonas Point “El Negro”, pero en los pueblos su tarifa varía a unos 130 mil pesos.

Entre los requisitos que hace su manager para asistir a un show están: habitaciones aunque depende la cantidad de personas que le acompañan, siempre sobre pasa unas diez.

Toallas blancas (más de cinco) y un vino sin alcohol, refrigerios, cena, y desayuno sin se van a hospedar en la localidad donde se realiza la actividad. Además, de seguridad, botellas de agua, el sonido, y luces.

Uno de los más económico y de lo que se encuentran más pegado lo son “Los Teke Tekes” quienes en la capital cobran por una fiesta 100 mil pesos, y en el interior unos 120 mil pesos.

Carlito Way y Crazy Desing exigen una área reservada que sea bastante “cómoda” para un personal que le acompaña de 12 o 15 personas, entre ellos dos bailarines, la seguridad, manager, relacionadora público y otros.

De quedarse a dormir en algún pueblo exigen dos o cuatro habitaciones, más seguridad a parte de la que llevan por lo menos tres adicionales. Refrigerios, toallas todas blancas, micrófonos inalámbricos.

Un detalle que hace el equipo de los “Teke, Teke” es que se percatan que antes de la presentación se estén pasando vídeos los intérpretes para dar mayores expectativas al público.

Fuera del país la tarifa del dúo es de “9,500 o 11 mil dólares” en los Estados Unidos con un anticipo de un 70 por ciento, más seguro de vida.

Los honorarios de Mozart La Para al igual que la mayoría de los urbanos se encuentra entre 130 mil y 150 mil pesos, por igual que sus compañeros de género musical exige los mismos requisitos a la hora de cantar, en especial la seguridad siempre solicitan cuatro, además, de dos que poseen.

Una atención especial al personal que le acompaña, cena, refrigerios, frutas, agua y una habitación con aire acondicionado antes y después de su presentación requiere el cantante de “Qué fue lo que bebimos”. No se presenta en lugares donde no se siente seguro.

Melymell y Chimbala este último que hasta avión solicitó para salir fuera del país cobran  75 y 70 mil pesos respectivamente.

Todos, exceptuando algunos exponente exigen a la persona que los contrata para alguna fiesta los mismos requisitos y el pago adelantado de un 50 por ciento y al concluir o antes de entrar a escena el restante, así es como funciona el negocio de la música.

Sin embargo, los grupos urbanos dominicanos tienen una nómina costosa pese a la situación económica en la que se encuentra el país. Un dato es que en el extranjero los cantantes cobran más que en el país, y siempre exigen el 70 por ciento delante y en algunos casos hasta el 100 por ciento.

 

Por Richard Hernández

rhtestimonioonline@gmail.com

@hernarichard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s